Las enfermedades relacionadas con la insuficiencia venosa crónica afectan a más del 50% de la población

265

Las venas se encargan de transportar la sangre  al corazón con la finalidad de que sea filtrada. Cuando esta función se realiza de forma anómala, los deshechos no son expulsados y quedan en el sistema circulatorio provocando el empeoramiento progresivo del estado de salud de la persona afectada. Es el origen de la patología vascular venosa y su prevalencia es muy alta. “Se calcula que las enfermedades relacionadas con la insuficiencia venosa crónica afectan a más del 50% de la población. El perfil de paciente predominantes es el de adulto de edad superior 60 años y se augura un crecimiento progresivo de esta patología en los próximo años vinculado al envejecimiento de la población”, explica el doctor Paolo Casoni, especialista del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Quirónsalud Marbella.

Se da la circunstancia, además, de que un alto porcentaje de casos relacionados con problemas circulatorios, pasaron desapercibidos o fueron apreciados por los pacientes como un simple problema estético.  Tal y como señala el experto “el 30% de los casos que consultaron a su médico por un problema de venas visibles (arañas vasculares), resultó ser la punta de un iceberg, el síntoma de un problema mayor que podía desembocar en varices, flebitis o trombosis”.

El especialista del centro marbellí aboga por una atención “global y completa” a la hora de determinar el diagnóstico y valorar el estado de salud de cada paciente en la medida en que “el paciente con flebopatía suele ver afectados otros órganos o funciones como la piel, el corazón o el metabolismo. Todos los pacientes con extremidades edematosas, con piernas hinchadas, pueden esconder problemas metabólicos o cardíacos, pero también insuficiencia de la bomba venomuscular que merece ser estudiada.”, detalla el doctor Casoni.

El flebólogo forma parte del equipo de expertos del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del hospital marbellí liderado por el doctor Fernando Gallardo. Sus 40 años de profesión son un aval para el diagnóstico y tratamiento de los casos más complicados. Además de su actividad en consulta, Casoni ejerce la docencia formando a médicos de la especialidad como es el caso del doctor Pizzamiglio con el que forma un efectivo tándem médico- científico en la consulta de Marbella.

El Servicio de Angiología y Cirugía Vascular destaca por promover un enfoque especializado elevando el campo médico de la flebología a un nivel superior cuyo principal objetivo es la realización de tratamientos menos agresivos, especialmente en la parte quirúrgica. En el ámbito diagnóstico sus esfuerzos se centran en estudios anatómicos y hemodinámicos cada vez más precisos.