Juan Ramón Lucas: «El podcast genera un vínculo emocional de fidelidad y de dirección concreta que no lo tienen otros medios de comunicación»

1338

El periodista Juan Ramón Lucas ha sido el último invitado del Centro de Iniciativas Turísticas de Marbella en su almuerzo mensual de socios. Periodista que ha dedicado más de 40 años a contar e informar, sobre todo desde la radio y la televisión. Es también escritor con tres novelas y otros tantos ensayos publicados. Tiene dos premios Ondas y varias antenas de Oro además de numerosos reconocimientos profesionales.

Su experiencia en la radio le llevó a constituir una productora -21×21- dedicada fundamentalmente al Podcast de contenido para empresas. Entre sus clientes, Central Lechera Asturiana o Total Energyes.

En el encuentro con los empresarios de Marbella, Lucas ofreció una charla con un título elocuente «El poder de la palabra: el podcast hará crecer tu negocio». Antes mantuvo una charla con los medios de comunicación entorno al emocionante mundo del podcast, su aplicación al ámbito empresarial y sobre su experiencia profesional.

Pregunta (P): Señor Lucas hoy va a mantener un encuentro con empresarios donde va a hablar de podcasts….

Respuesta (Juan Ramón Lucas): Voy a hablar de podcasts. Yo soy un hombre limitado y puedo hablar de lo que sé. Aunque soy tertuliano y muchas veces tendemos a hablar de más de lo que sabemos en esta ocasión y por respeto a un público tan relevante voy a hablar de lo que sé y espero poder revelar algo que ellos no sepan. Quiero decir que eso es lo que lo hará interesante. No puedo hacer magia, pero sí contar cosas

P: ¿Cómo ha llegado al mundo del podcast con una carrera como la suya?

R: Porque es la pantalla siguiente de la radio. Ósea yo dejé la radio para meterme en el podcast porque creo en el podcast. Es emoción como la radio, es voz, es música,… pero es libre. Puedes elegirlo cuando quieres, como quieres y con el tema que quieres. Y eso para una marca, que todavía no lo tienen muy claro, es muy importante porque fidelizan mucho más que la publicidad ya que te acerca a la gente de una forma que no te lo hace la publicidad. O que te lo hace a sorbitos.

Hay que emocionar, hay que conectar, hay que vincular… Y eso es lo que estoy haciendo ahora. Hay podcast de todo tipo pero hoy voy a hablar de cómo las empresas deben asomarse al podcast.

P: ¿Y cómo cree que tienen que hacerlo y si cree que las empresas ya se han asomado?

R: Todavía no del todo. La industria del podcast en España está naciendo y empezando a desarrollarse. Las marcas todavía no son conscientes del valor que tiene.

¿Y cuál es el valor que tiene? Voy a poner un ejemplo. Nosotros hemos hecho un podcast con Central Lechera Asturiana en el que contamos cosas de Asturias. El último de la primera temporada es el Camino Primitivo de Santiago, pues ese episodio que dura 20 minutos te cuenta la historia del Camino de una forma que en otras ocasiones no lo has escuchado. Y cuando lo escuchas sabes que es de una marca y esa marca se está vinculando al oyente porque le está dando un contenido atractivo y no solo en ese momento porque el podcast permanece no es una hoja de publicidad que pongas en un medio o una cuña en un momento determinado. Hay un vínculo emocional de fidelidad y de dirección concreta que no tienen otros medios de comunicación.

P: ¿Eso como se puede adaptar a la estrategia de los pequeños y medianos empresarios como los que están participando en este encuentro?

R: He puesto el ejemplo de Central Lechera Asturiana porque es el que se me ha venido a la cabeza. Pero el podcast lo bueno que tiene además de todo lo que he comentado antes  del vínculo emocional es que es mucho más barato de producir que otros contenidos.

Una página de un periódico te puede costar 15.000€ y ¿Cuántas personas te van a ver? Al día siguiente van a estar envolviendo el bocata. Por 15.000€ puedes hacer una serie de podcast muy potentes que se dirijan a un público muy concreto que es el que tú buscas y que permanezca. La inversión, creo que no hay color entre una cosa y otra. Y permanece, porque el podcast es sonido, es corazón, es como la radio.

P: Bueno el videopodcast también te abre otras posibilidades…

R: En realidad mezclar vídeo y audio es una cosa que se ha hecho, y que yo empecé a vivir, al principio hace unos años con rechazo. Yo cuando estaba en Radio Nacional de España, hace 11 años que me fui, fue cuando empezaron a poner cámaras en los estudios. Y había muchos que decían… ¿Cómo vamos a poner cámaras en los estudios, cómo vas a meter cámaras en la radio? Pues ahora todo el mundo lo está haciendo.

Y el videopodcast pues nace ya con eso. No tiene que experimentar primero sonido y luego imagen. No, es decir grabas tienes la posibilidad de escucharlo cuando quieras pero también tienes la posibilidad de verlo en Youtube, las webs de las empresas o cualquier otra plataforma. Ahora mismo, quizá llegue más el sonido pero vende mejor tu marca el apoyo de la imagen.

P: Hablamos del podcast pero usted no descuida ninguna de sus facetas, ¿cómo lo hace?

R: Mi vida va transcurriendo por etapas como la de todo el mundo, lo que ocurre es que es un poco más pública. Lo que hago es aprender. No es falsa modestia pero cuando vi que el podcast tenía recorrido me dije vamos a quedarnos aquí, me voy a centrar aquí.

Pero sí, hago otras cosas escribo novelas, estoy preparando series, hago otros programas de televisión,… Son cosas que me gustan y mientras tenga capacidad y tiempo… Duermo bien, no muchas horas, y el resto hago cosas que me gustan. Hago tele, ahora radio no porque estoy en el micrófono con el podcast y luego algo que me gusta mucho que es escribir y producir, crear.

P: ¿Es muy diferente para alguien como usted que ha hecho tanta radio, tanta tele hacer podcast o digamos que la experiencia le vale?

R: No, no mucho. Hay una diferencia principal y es el directo. En la radio el directo tiene un pulso y el podcast no suele ser en directo. Es sonido, tú hablas y la gente te está escuchando. Es similar pero la diferencia del directo para quienes hemos hecho radio muchos años es importante y yo es lo que percibo. Pero eso no quita valor para acercarte a la gente, simplemente es que a quien lo hacemos a los profesionales nos gusta más el directo. Y yo, personalmente, no es que lo eche de menos pero quizá sí lo echo en falta.