El PP respalda a Muñoz en su momento político más delicado y a semanas de las elecciones

395

El coordinador general del PP, Elías Bendodo, ha respaldado este viernes a la alcaldesa y candidata ‘popular’ a la Alcaldía en las elecciones locales de mayo, cuyo patrimonio es objeto de investigación en el Senado.

Bendod ha asegurado que la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, se presenta a la reelección «con una memoria de gestión bajo el brazo».

«Para Ángeles, lo primero es Marbella, lo segundo es Marbella, lo tercero es Marbella y después viene el partido; para algunos lo primero es el PSOE, lo segundo es el PSOE, lo tercero es el PSOE y después vendrá el municipio por el que se presentan», ha afirmado.

De igual forma ha puesto como ejemplo la gestión de Juanma Moreno al frente del Gobierno andaluz, «contando lo que es la Andalucía de entonces y la de ahora, que lidera la creación de empleo y que es capaz de hablar de tú a tú a Madrid y a Cataluña».

Para el dirigente ‘popular’, «solo con la ideología, que es a lo que se dedica el PSOE, ni mucho menos es posible hacer un proyecto transformador de un país, una comunidad autónoma o un ayuntamiento; no es posible hacer nada, salvo confrontar, enfrentar, tensionar, generar crispación y sobre todo empobrecer a la sociedad».

Así, ha señalado que «un Gobierno autodenominado feminista es el que, en democracia, más ha puesto en riesgo la seguridad de las mujeres» con esta ley nefasta, de la que ha culpado a Sánchez, ya que «él la avaló, la llevó al Consejo de Ministros, la aprobó, no escuchó las sugerencias de la vicepresidenta del Gobierno y del ministro de Justicia de entonces que decían que podía tener estas consecuencias».

«Por amarrarse al sillón, tiró para adelante», ha dicho Bendodo, quien ha lamentado que a día de hoy «721 violadores y agresores sexuales han visto reducidas sus condenas y 74 han salido de la cárcel; ese es el balance por el que va a pasar Sánchez a la historia».

Asimismo, ha apuntado que Sánchez «también pasará a la historia por intentar meter la mano en la Fiscalía, en el Consejo General del Poder Judicial, en el Instituto Nacional de Estadísticas y en el CIS, aunque ya ni el CIS le funciona», así como por «insultar a las empresas, por espantar las inversiones y por dedicarse al maquillaje de las listas del paro».