El parque Vigil de Quiñones ya cuenta con su capilla renovada

700

El Ayuntamiento ha recuperado un nuevo espacio verde en el municipio, tras culminar los trabajos de revitalización del entorno urbano y medioambiental del parque Vigil de Quiñones, actuando en una superficie de más de 4.600 metros cuadrados, que también ha comprendido la rehabilitación de la capilla.

La alcaldesa, Ángeles Muñoz, acompañada del concejal de Obras, Diego López, ha visitado hoy la zona, donde ha destacado que el objetivo principal de este proyecto “era poner en valor uno de los principales pulmones de la ciudad, para que continúe siendo un lugar para el disfrute y el esparcimiento de nuestros vecinos”.

En este sentido, Muñoz ha indicado que, cuando se diseñó el proyecto, el planteamiento inicial se centró en que combinara los conceptos de parque-jardín y estancia urbana, algo que se ha llevado a cabo con la construcción de plataformas peatonales continuas y el ajardinamiento de la parcela.

La regidora ha detallado que, para ello, además de la plantación de nuevas especies, “también hemos recuperado la vegetación existente, dada la importancia de la masa arbórea que caracteriza al Vigil de Quiñones, convirtiendo el parque en un auténtico espacio natural de estancia y tránsito para la ciudadanía”.

Al mismo tiempo que se ha actuado en la revitalización del parque, también se ha rehabilitado la capilla, erigida sobre las ruinas de una antigua ermita, que cuenta además con una campana cedida por la Hermandad de Los Romeros de San Bernabé, un nuevo recinto al que se dará un uso religioso, pero que también tendrá un sentido de apertura a la ciudadanía, puesto que, tal y como ha indicado Muñoz, acompañada del párroco de la Iglesia de La Encarnación, José Sánchez, y de su homólogo de la parroquia Divina Pastora, Agustín Zambrana, “se ha acondicionado todo el entorno de la misma, para ponerlo al servicio de los vecinos y que puedan disfrutar de este espacio verde”.

El Ayuntamiento ha destinado a esta actuación más de medio millón de euros, cofinanciado al 80 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en el marco del Programa Operativo Plurirregional 2014-2020, para un proyecto que también ha contemplado una renovación de la propia imagen del parque, con nuevo mobiliario urbano y luminarias más sostenibles de tecnología LED.