Aprobado el Plan Municipal de la Vivienda de Marbella, que contempla 3.900 inmuebles en cinco años

283

El Pleno ordinario ha aprobado hoy definitivamente y por unanimidad de la Corporación el Plan Municipal de la Vivienda y Suelo de Marbella, que prevé una inversión de más de 82 millones de euros en los próximos cinco años, de los que 15 procederán de fondos propios del Consistorio, e impulsará 700 inmuebles protegidos en ese periodo del total de 3.850 que se proyecta desarrollar.

La alcaldesa, Ángeles Muñoz, ha valorado su respaldo en la sesión como “una estupenda noticia para la ciudad”, mientras que la concejala de Ordenación del Territorio, María Francisca Caracuel, ha subrayado “la rigurosidad, seriedad y solvencia con la que ha trabajado el equipo redactor en un documento que estudia la situación actual del municipio y las necesidades existentes”.

La edil ha recordado que las 700 viviendas públicas una parte municipal será en régimen de alquiler como de compra y otra, será carga obligatoria de los diferentes sectores para que las hagan los promotores.

Asimismo, ha resaltado que dicho plan “acoge una decena de programas muy importantes en materia de rehabilitación de fachadas o de edificios, a nivel energético, una apuesta clara por la ecovivienda o de instalación de ascensores, determinando el documento que en este último caso no cuentan con ella unas 8.000 viviendas y señala que habrá 7,2 millones de euros para financiación de un diez por ciento de las mismas”.

Caracuel, que ha manifestado que el área de Vivienda contará con medidas de reestructuración y de refuerzo “para el desarrollo de este plan, yendo más allá de lo que recoge”, ha explicado, por otra parte, que se priorizarán aquellos desarrollos de suelo que primen la construcción de viviendas de promoción pública”.

Del mismo modo, se ha llevado a sesión plenaria la resolución de las tres alegaciones que solamente se han presentado al plan y que han sido desestimadas, bien porque exceden las propuestas que se hacen de las propias competencias del Ayuntamiento, o incluso del propio plan, o porque lo que se solicita ya aparece en la documentación del mismo.