acusa a IU acusa a Muñoz de “electoralismo» con los espigones y gestionar las playas «en contra de la sostenibilidad»

505

La candidata a la alcaldía de Marbella por el espacio de confluencia conformado por Izquierda Unida, Verdes Equo, Más País e Iniciativa del Pueblo Andaluz, Victoria Morales, denuncia que “la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz (PP), “vuelva una y otra vez a utilizar los temporales marinos y los daños que estos provocan en las playas para hacer electoralismo, a pesar de realizar una gestión de las playas contraria a la sostenibilidad, favoreciendo ocupaciones abusivas, y de saber muy bien que la construcción de los espigones no supone la solución definitiva para la estabilización de las playas, ya que es necesario un cambio hacia una gestión respetuosa con el litoral y la apertura de canales de participación con todos los sectores de la ciudadanía y las diferentes administraciones con competencias en el litoral”.

“Poder mantener en buen estado nuestras playas, sin constantes pérdidas de arena, requiere aplicar soluciones diversas y de forma combinada. En primer lugar, es preciso dejar de urbanizar superficies que pertenecen al mar con chiringuitos, instalaciones y paseos marítimos que invaden esos terrenos que el mar recupera cada vez que tenemos un temporal”, razona la candidata a la alcaldía por el bloque de izquierdas.

Morales critica que “el PP y Ángeles Muñoz solo utilizan el proyecto de estabilización con espigones para confrontar, con una total parálisis de actuaciones a la hora de dar soluciones de futuro a nuestra costa. Se oponen a legalizar el tramo de paseo marítimo construido por el GIL de forma irregular y dañina para la preservación del litoral y siguen otorgando de forma irresponsable concesiones para negocios que ocupan abusivamente las playas”.

La confluencia de izquierdas propone “actuaciones consensuadas en un diálogo abierto con la ciudadanía en las que todas seamos partícipes y protagonistas para decidir sobre la protección de nuestro litoral, priorizando medidas menos agresivas como espigones sumergidos o la creación de arrecifes artificiales”, concluye Morales.