Marbella ultima la recuperación de Puerto Rico Bajo

200

El Ayuntamiento de Marbella se encuentra ya en la recta final para la recuperación de Puerto Rico Bajo y la integración de 30.000 metros cuadrados en un parque periurbano de uso público.

La junta de gobierno local ha aprobado este martes la hoja de aprecio tras el acuerdo alcanzado con la propiedad de la finca, con una valoración económica por un importe de 348.000 euros y un premio de afección del 5% (17.415 euros), quedando solo por cerrar el fleco jurídico con los precaristas que se encuentran en la parcela, aspecto que el Consistorio abordará con los habilitados nacionales.

El portavoz municipal, Félix Romero, ha resaltado que para el equipo de gobierno «era una prioridad acceder a la titularidad de dicha parcela». «Nos encontramos en la culminación de la expropiación de los terrenos de Puerto Rico Bajo, cuya gestión y negociación ha sido bastante complicada, encontrándonos a lo largo del proceso con todo tipo de vicisitudes», ha explicado.

En este sentido, ha indicado que «la primera de ellas, fue la necesidad de poder llegar a un acuerdo con la titularidad y que debía circunscribirse a los datos de la tasación oficial; no lo alcanzamos y no pudimos reservar las cantidades para poder llevar adelante dicha expropiación, obligándonos ese hecho a una tramitación más larga y compleja».

Finalmente, el portavoz ha avanzado que dicha modificación de crédito tras alcanzarse el visto bueno con los propietarios se ha hecho efectiva a finales del mes de agosto, «cuando se han acabado todos los plazos de exposición pública de la misma».

Tras la aprobación de la hoja de aprecio, el paso que sigue a continuación es comunicar formalmente dicho acuerdo a los titulares «para que en el plazo de 15 días puedan aceptarla u oponerse a ella, siguiendo el trámite que establece la normativa». «Como dicha acción está tratada, lo normal es que se produzca esa avenencia, tras lo cual podremos proceder al pago de la cantidad y a la formalización del acta del acuerdo y ocupación», ha reseñado.

Así, «nos encontramos en la recta final para poder inscribirlo a nombre del Ayuntamiento y tener potestad para actuar en la finca como propietarios», ha afirmado, al tiempo que ha recordado que en la misma «se encuentran personas, con una autorización previa por parte de los anteriores titulares pero que se extinguió hace mucho tiempo y que, además, están generando un riesgo incluso para su propia integridad», como sucedió con el pasado incendio originado en la zona que pudo haberles afectado.

«Lo que vamos a ver con los habilitados nacionales es cuál es el procedimiento que se ha de seguir en este caso para poder dejar la finca libre y expedita», ha indicado, señalando que lo más ventajoso para el Consistorio sería el «desalojo administrativo».

No obstante, según Romero, con el acuerdo alcanzado con la propiedad se ha desbloqueado la parte más compleja para la obtención de la misma, que se suma a la recuperación de otra parcela de 20.000 metros cuadrados en Puerto Rico Bajo y a los 340.000 metros cuadrados de Puerto Rico Alto, tras obtener el Consistorio el 50% del terreno a finales de 2021 (la otra mitad ya era municipal).

El Consistorio plantea un gran proyecto que contará con un parque periurbano «totalmente respetuoso con la situación medioambiental y sin plantear ningún cambio en su fisionomía», ha recalcado Romero con respecto a las actuaciones previstas en el paraje natural, tras la culminación de este procedimiento.