Marbella se echa a la calle para acompañar a San Bernabé en una histórica procesión

356

Miles de vecinos salieron ayer a las calles de Marbella en una jornada histórica en la que San Bernabé procesionó conjuntamente con el Corpus Christi en el Día Grande del Patrón.

La salida procesional de San Bernabé conmemora la conquista cristiana por parte del rey Fernando el Católico de una Marbella entonces bajo el dominio del musulmán Mohammad Abuneza, tal día como ayer de 1485.

Minutos después de las 11.00 horas, la imagen de San Bernabé abandonaba, a hombros de sus romeros y entre los acordes del himno de España, la iglesia de La Encarnación para iniciar, en su Día Grande, un recorrido por las principales calles del centro histórico.

Minutos después hacía lo propio la carroza del Corpus Christi, una ceremonia que se realiza 60 días después del Domingo de Resurreción, por lo que este año coincidió con la jornada dedicada a San Bernabé.

La multitudinaria procesión la encabezaban las reinas y damas de la Feria y Fiestas 2023; seguidas de la comitiva de San Bernabé; la Banda Municipal de Música; y la procesión de la Hermandad Sacramental, que abrían niños y niñas de Primera Comunión, tras lo que iban los estandartes de las distintas hermandades de Pasión y Gloria; mientras que Banda de Música Jesús Nazareno de Almogía cerraba el desfile.

Ambas procesiones recorrieron, ante la atenta mirada de vecinos y turistas, calles y emplazamientos emblemáticos de Marbella, como las avenidas Nabeul y Ramón y Cajal; las plazas de Los Naranjos, de La Victoria o del General Chinchilla; y calles como Trinidad, Salinas, Arte y Padre Jesús Nazareno entre pasodobles y vivas a San Bernabé.

Antes de las salidas procesionales de San Bernabé y del Corpus Chisti, los vecinos de Huerto Porral hicieron entrega de sus medallas Marbellera de Honor, que en esta edición recayeron en Antonia Galiano, por su dedicación durante muchos años al mantenimiento y cuidado de la Cruz de Humilladero; y, a título póstumo, a Maribel Notario, por su entrega a la ciudad desde los colectivos sociales y vecinales.

El acto se produjo en la Cruz de Humilladero, el emplazamiento en el que, según la tradición, el rey Fernando el Católico se arrodilló para agradecer a Dios que la toma de Marbella se produjera sin necesidad de derramar sangre.

La asociación de vecinos Huerto Porral entrega las distinciones desde 2008. Desde entonces han recaído en la princesa María Luisa de Prusia y el conde Rudi; Dani García; o el cronista oficial de Marbella, Francisco Moyano.