Las lesiones medulares más habituales en el agua se deben a malas zambullidas, según Quirónsalud

226

Las lesiones medulares más habituales en el agua están vinculadas a malas zambullidas. Según los datos del Ministerio de Sanidad, en España se producen 1.000 casos al año de lesiones medulares, de los que un alto porcentaje son consecuencia de saltos en la superficie acuática. Se calcula que unos 100 españoles acaban cada año en silla de ruedas por una mala zambullida.

El jefe de Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Quirónsalud Marbella, el doctor Francisco Rodríguez Argáiz, ha explicado que «en este tipo de lesiones en el entorno acuático la imprudencia es el factor determinante debido a que se producen a causa de saltos al mar, ríos o pozas, sin que se haya verificado previamente la profundidad existente».

«También se registra otro porcentaje importante de lesiones en esta época del año vinculadas a la pérdida de control de motos acuáticas. Son situaciones que pueden derivar en un accidente con consecuencias muy graves», ha afirmado.

Por ello, el experto ha insistido en extremar la precaución. «Se tiende a pensar que el impacto en el agua es mucho más tenue que contra una superficie sólida. Sin embargo, cuando la velocidad de penetración en el agua es elevada, las partículas del fluido no abren paso al mismo ritmo, aumentando la resistencia hasta comportarse como un cuerpo sólido, con el consiguiente riesgo de traumatismos».

«Una lesión medular puede prevenirse fácilmente, evitando tirarse de cabeza al agua», ha señalado el especialista del hospital marbellí, al tiempo que ha incidido en que «esta recomendación ha de tenerse especialmente presente cuando el agua donde se quiere hacer la inmersión está turbia o hay poca visibilidad debido a puede haber ocultas rocas u obstáculos».

En este sentido, otro aspecto relevante es que las olas y las corrientes pueden cambiar en segundos la profundidad existente, ha indicado Quirónsalud Marbella en un comunicado.

Además, según ha advertido el traumatólogo «es importante saber que se pueden producir traumatismos craneoencefálicos y lesiones medulares si no se verifican estos aspectos o no se tiene cuidado en la conducción de embarcaciones de recreo».

Por otro lado, han explicado que si se es testigo de una mala zambullida en la que se presencia que una persona resulta herida, hay que avisar de inmediato a los Servicios de Emergencia y socorrer, solo en caso de que se tengan los conocimientos y la capacidad física para auxiliar al accidentado.

Un accidente en el agua con consecuencias fatales supone un cambio dramático en la vida de la persona afectada pero también es una circunstancia que deben afrontar las personas que componen el círculo íntimo del afectado.

«Las lesiones medulares representan una situación bastante trágica para el sujeto y para su entorno familiar y social puesto que producen al paciente gran incapacidad según el nivel de la columna que se haya visto afectado. En los casos más extremos pueden desembocar en una tetraplejia. Es decir, la parálisis conjunta de las cuatro extremidades del cuerpo», ha agregado Argáiz.

El doctor Francisco Rodríguez Argáiz es el responsable del Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Quirónsalud Marbella. En la actualidad el equipo está compuesto por 16 especialistas –traumatólogos y rehabilitadores físicos– que trabajan de forma coordinada para garantizar el abordaje clínico multidisciplinar ante las necesidades de diagnóstico y tratamiento a cualquier patología del aparato locomotor.

La alta cualificación de sus integrantes, con sólida experiencia en este campo de la medicina, unido al manejo de las técnicas de cirugía y tratamientos más vanguardias, erigen a este servicio como uno de los más refutados de la Costa Oriental de Andalucía.

A día de hoy, este servicio ha estructurado su cartera de servicios en cinco unidades de trabajo como son Unidad multidisciplinar de Miembro Superior; Unidad multidisciplinar de Miembro Inferior; Unidad multidisciplinar de Columna; Unidad Multidisciplinar de Patología Osteomuscular Diagnóstica y Terapéutica; y Unidad Multidisciplinar de Rehabilitación y Ortopedia Infantil.