José Manuel Soto inaugura la Feria de Marbella con un pregón repleto de humor y referencias históricas

519

El cantante y compositor José Manuel Soto pronunció ayer, en el acto central de la jornada de inauguración de la Feria y Fiestas 2023 de San Bernabé, un pregón con reiteradas referencias históricos y con momentos en clave de humor.

Soto, cuarto hijo de nueve hermanos de una familia sevillana, destacó que, a partir de la conquista cristiana de 1485, «Marbella habrá pasado por momentos buenos y malos, pero en los últimos 60 años se ha convertido en una de las ciudades preferidas por aristócratas, artistas o reyes y por gente normal y corriente».

«¿Por qué? Por su gastronomía, clima, oferta de ocio, buenos hoteles y playas y, sobre todo, buena gente. De eso Marbella tiene para dar y regalar», señaló Soto en un discurso de unos diez minutos de duración leído desde la pantalla del teléfono móvil y abreviado por la amenaza de lluvia.

«Hay una Marbella de lujo y glamour y una Marbella trabajadora y sencilla y ambas conviven y se retroalimentan», señaló el artista, que dio sus primeros pasos en el mundo de la música en el coro de la Hermandad del Rocío de Triana, a finales de la década de los setenta, para la que compuso una misa rociera.

«De ser un pueblo blanco y de pescadores, Marbella se ha convertido en el lugar de vacaciones de una aristocracia mundial atraída por la bondad de su clima», apuntó Soto, que terminó su intervención, en el puerto deportivo Virgen del Carmen, con un pasodoble acompañado por una guitarra.

Soto inició su carrera en solitario en 1983, con 22 años de edad, después de haber formado parte de varios grupos musicales con los que actuó en fiestas privadas y pequeñas salas de conciertos; y en 1986 grabó su primer disco.

En sus 25 años de carrera, Soto ha grabado 18 discos, ofrecido más de 1.000 conciertos y participado en numerosas galas benéficas, y espectáculos en televisión, lo que le ha convertido en uno de los artistas más populares de Andalucía.

La primera jornada de la Semana Grande de Marbella contó también con la inauguración del Arco de la Feria, dedicada al presidente de la peña flamenca Sierra Blanca, Juan Recio, en reconocimiento a su labor en la difusión de la cultura en el municipio.