“Los puntos fuertes de Marbella son su autenticidad y un Casco Antiguo muy atractivo”

782

Carlos Sánchez Urbano es el nuevo gerente de CIT Marbella. Este periodista con experiencia laboral en Marbella, Sevilla o Madrid sustituye en el cargo a Begoña Castillo, que ha desempeñado la labor durante cerca de 20 años. Sánchez Urbano destaca el voto de confianza que, al frente de la Gerencia, le ha dado el presidente del CIT, Juan José González, y anuncia que fomentará los servicios digitales de la asociación empresarial con más socios de Marbella. Por Carmen Martín Castro.

¿Cuáles son sus sensaciones tras las primeras semanas como gerente de CIT?

Muy buenas. Llevaba en CIT Marbella un tiempo antes de asumir el cargo de gerente y he seguido con mi equipo de siempre y hemos seguido trabajando en los aspectos que hacíamos en el día a día. Sí es cierto que, al ser antes responsable comercial de CIT y relaciones públicas, estaba muy centrado en un aspecto muy determinado. Ahora le presto atención a todos los departamentos. Voy a entrar más en contacto con mis compañeros, estar más pendientes de ellos con un equipo que, tras 20 años, hace las cosas muy bien.

¿Qué le ha pedido Juan José González, presidente de la entidad, en su nuevo cargo?

Que sigamos como hasta ahora, en el sentido de que todo vaya igual de bien a como está yendo hasta ahora. La organización crece de forma gradual y me ha dado un voto de confianza porque sabe que, durante los próximos meses, habrá cosas que se tendrán que recolocar. Con el trabajo de Begoña Castillo, la asociación ha crecido mucho y se establecieron estándares de profesionalidad muy importantes que hay que seguir manteniendo para que sigan ahí. Me tengo que hacer con el puesto y los nuevos procedimientos, algo para lo que cuento con el voto de confianza que Juan José González ha depositado en mí.

¿Qué cambios introducirá respecto a la etapa de Begoña Castillo?

Vamos a intentar seguir una línea continuista porque no sería muy inteligente, por mi parte, entrar en un lugar que funciona muy bien e introducir cambios. Los cambios que tengo pensado son potenciar otros aspectos. Nosotros somos una asociación muy potente porque hacemos una gran cantidad de actividades, muchas presenciales y que son una seña de identidad de CIT Marbella, pero que también hacen muy bien otras organizaciones empresariales de la Costa del Sol. Yo me quiero centrar en aquello que hacemos nosotros casi de forma exclusiva, como los servicios digitales que ofrecemos a nuestros socios, como las redes sociales, servicio de bloc o community manager. Mi idea es potenciar ese segundo aspecto. En lo digital podemos diferenciarnos mucho.

Llego a CIT a finales de 2020 para hacer labores comerciales y dos años después es gerente ¿Cuál es el secreto de tan meteórico ascenso?

Llegué sin ningún tipo de experiencia comercial. Esta ha sido la primera experiencia. Tras muchos años en Sevilla y Madrid, me volví a Marbella y me reconduje hacia el marketing digital y la comunicación empresarial. Tras el Covid, fui muy sincero con el CIT y les dije que no tenía ningún tipo de experiencia, no tengo metodología, no sé cómo proceder. Pero apliqué el método periodístico al trabajo y logré construirme una base de fuentes y datos de casi 2.200 empresas que he ido identificando por distintos canales y herramientas. Después me hacía un guion de trabajo y, con eso, les explicaba a las empresas por qué tenían que sumarse a CIT.

Ya se ha aprobado de forma inicial el planeamiento urbanístico ¿Qué espera de dicho plan?

El urbanismo de Marbella se ha resentido al estar operando con el PGOU de 1983. Con la aprobación del nuevo planeamiento vamos a salir de ese pequeño bache y dar seguridad jurídica, que es lo que el empresario necesita para desarrollar sus proyectos a través de un marco con el que poder moverse. Era algo que ya estábamos esperando y que será positivo.

¿Cómo se encuentra el tejido empresarial tras la crisis del Covid y ante las incertidumbres actuales de la economía?

El microcilma que controlamos se ha recuperado bien de la crisis del Covid porque Marbella siempre tiene ese toque diferente al resto de ciudades de la Costa del Sol gracias, por ejemplo, a las inversiones extranjeras. Muchas empresas probaron la deslocalización y el teletrabajo en Marbella, estuvieron contentas con el resultado y se han quedado. Lo notamos en el tráfico, que es cada día más denso. Marbella está casi llena durante todo el año por la cantidad de gente que se ha venido a vivir y operar desde aquí. El tejido empresarial de Marbella está muy saneado.

¿Cuáles son, a su juicio, los dos principales puntos fuertes de Marbella y en qué aspectos debería mejorar?

Uno de los talones de Aquiles son las comunicaciones. Vemos cómo la N-340, nuestra principal artería, es cada vez más pequeña, más colapsada. Cada vez es más normal que, ante un pequeño incidente, se formen largas colas. Es el pan de cada día. Tengo miedo de que podamos morir de éxito, que todo el mundo quiera venir aquí y al final el turista salga de aquí. La solución es complicada porque el Tren Litoral tiene una serie de aspectos técnicos que lo hacen prácticamente inviable. Respecto a liberalizar la autopista, lleva consigo una serie de aspectos administrativos que tampoco lo hacen fácil.

El punto fuete de Marbella es que la ciudad sigue manteniendo su autenticidad. Seguimos teniendo lo auténtico de un pueblo pesquero que se ha transformado en turístico a partir de los años 60 y 70 y que mantiene un Casco Antiguo muy atractivo. Los turistas, cuando lo recorren, se sienten sorprendidos porque creen que Marbella es una ciudad muy similar a Fuengirola o Torremolinos, que también tienen sus propios encantos. Además, muchos de los grandes estandartes hoteleros de la ciudad se están transformando.

¿Dónde le gustaría que estuviera CIT, en qué situación, cuando usted deje el cargo?

Mi meta es que el CIT siga como está, que siga yendo bien, que siga sirviendo a sus socios, que siga dando sus servicios y los siga visibilizando. Y que siga creando un caldo de cultivo para que sus socios sigan creciendo.

¿Qué iniciativas tenéis a corto plazo?

El más próximo es el 21 de abril en Les Roches. Son unas jornadas de liderazgo empresarial que alcanzan la VIII edición. El objetivo es traer ponentes de calidad contrastada que arrojen luz sobre la situación del sector empresarial. Contaremos con Javier Rodríguez Zapatero, CEO de Google en España, Turquía y Oriente Medio entre 2008 a 2016. Es una mente privilegiada. También nos acompañarán un periodista y amigo, Jalis de la Serna, y Carlos Díez de la Lastra, CEO internacional de Les Roches, que moderará el debate.