El empresario Ricardo Arranz recibe el alta médica tras un mes y medio ingresado en un hospital de Burgos

751

El empresario vinculado con el sector de la hostelería en la Costa del Sol, Ricardo Arranz, ha recibido el alta médica tras el grave accidente de tráfico que sufrió en Burgos en junio y que le ha mantenido ingresado desde entonces en un hospital de la ciudad castellana.

El presidente del hotel Anantara Villa Padierna, uno de los más exclusivos de Andalucía, se ha trasladado a una vivienda de su propiedad en Madrid en la que descansará durante unos días tras el mes y medio de recuperación que ha pasado en el Hospital Universitario de Burgos antes de regresar a Marbella, según indica su entorno familiar.

Arranz, oriundo de Aranda de Duero, pero afincado en la Costa del Sol desde hace años, sufrió un accidente de coche a inicios de junio cuando el vehículo en el que se desplazaba junto al también empresario marbellí Juan Federico Van Dulken colisionó contra un camión en el punto kilométrico 236 de la A-1 en sentido Burgos.

El impacto se saldó con tres heridos, que fueron trasladados al complejo asistencial universitario de Burgos.

Tras recibir el aviso del Servicio de Emergencias 112 de Castilla y León y trasladarse al lugar del accidente, los bomberos y las unidades sanitarias rescataron de forma simultánea a los dos empresarios que viajaban en el turismo, de una marca de alta gama, que se encontraban inconscientes en el habitáculo a consecuencia del fuerte impacto contra el camión.

Arranz, de 73 años de edad, fue trasladado en estado grave al complejo sanitario de la capital burgalesa y se le practicó una intervención quirúrgica.

Durante los primeros días tras su ingreso en el centro hospitalario, Arranz permaneció en coma inducido en la Unidad de Cuidados Intensivos evolucionando de forma favorable dentro de la gravedad de las heridas.