Desmantelada una banda criminal polaco-danesa que traficaba con drogas en Europa

433
07/10/2022 La Policía Nacional libera a una menor que ejercía la prostitución en una casa de citas POLITICA ESPAÑA EUROPA COMUNIDAD VALENCIANA POLICÍA NACIONAL

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, han desmantelado una organización criminal polaco-danesa dedicada, presuntamente, al tráfico de drogas desde España hasta el resto de Europa, según ha informado en un comunicado.

Un total de 16 personas han sido detenidas en las localidades malagueñas de Alhaurín de la Torre, Fuengirola, Marbella y Málaga, en los municipios murcianos de Los Alcázares, Mazarrón y Murcia, en las localidades barcelonesas de Premiá de Dalt y Barcelona, y en la población alicantina de Orihuela.

Las investigaciones comenzaron durante el verano de 2020, cuando el grupo desarticulado contactó en España con una mujer de origen colombiano conocida por sus vínculos con el tráfico internacional de cocaína, con la que trataron de establecer una línea de envío de drogas por vía aérea desde Colombia hasta Países Bajos.

La organización estaba conformada por ciudadanos polacos, algunos de ellos con antecedentes en su país de origen por haber pertenecido a diferentes grupos criminales dedicados al tráfico de drogas y que hacían uso de la violencia en su actividad criminal.

Al frente de esta organización se situaba un ciudadano danés, afincado en Barcelona, que contaba con un amplío historial delictivo en su país de origen, por lo que se encontraba en el punto de mira de las autoridades de Dinamarca.

200 kilogramos de marihuana incautados

Durante la investigación, en febrero de 2022 se incautó una partida de 200 kilos de cogollos de marihuana dirigidos a Noruega en una operación en la que se detuvo a cuatro miembros de la organización polaca, justo cuando preparaban el envío en una finca de la provincia de Málaga.

A través de los mecanismos de coordinación policial internacional, se tuvo conocimiento de que las autoridades danesas acreditaban que el ciudadano danés estaba detrás del envío de 40 kilogramos de cocaína recibidos desde Barcelona a mediados de 2020, iniciándose una cooperación policial destinada a conseguir que este individuo fuese juzgado tanto en España como en Dinamarca por sus delitos.

Fruto de la explotación final se detuvo a once personas. En los registros realizados se intervino, entre otros productos, un arma corta, más de un kilogramo de cocaína, más de un kilogramo y medio de hachís, un criptomonedero y diversos vehículos.